Jarra filtrante, ¿el filtro perfecto?

jarra con filtro

La jarra filtrante ha sido sin duda, el filtro de agua doméstico por excelencia en los últimos años. Sencilla de usar, sin necesidad de instalaciones, de reducido tamaño, portátil y de bajo coste son algunas de las aparentes ventajas que la han llevado al éxito, pero a pesar de todo esto, existen desventajas a tener en cuenta y no podemos ignorar el hecho de que actualmente no puede competir con los sistemas de filtración de nueva generación.

La jarra filtrante o jarra purificadora es un sistema de filtración de agua doméstica que se utiliza para mejorar el sabor y la calidad del agua del grifo, reduciendo en mayor o menor medida componentes e impurezas presentes en el agua corriente.

¿Cuál es el funcionamiento de una jarra con filtro? ¿Cómo afecta al sabor y a la calidad del agua?

.

¿COMO FUNCIONA UNA JARRA FILTRANTE?

La tecnología de la jarra con filtro se basa en el sistema de filtración por gravedad, a través de un cartucho de lecho filtrante y un proceso de adsorción (3), generalmente de carbón activado granular.

Las jarras purificadoras tienen un depósito incorporado en su interior donde se coloca un cartucho filtrante. Al rellenar la jarra de agua (1), pasa a través del cartucho (2) hasta la parte inferior de la jarra (4), donde se acumula el agua filtrada.

esquema-jarra-filtrante

.                     Funcionamiento de la tecnología de la jarra filtrante.

.

1. Velocidad de filtración lenta

Las jarras filtrantes funcionan a través de un sistema de filtración por gravedad. Esto quiere decir que es necesario llenar la jarra y esperar a que el agua se filtre a través del cartucho filtrante por acción de la gravedad.

Este tipo de filtros tienen una velocidad de filtración muy lenta y necesitan una gran superficie de filtración. Por esta razón, es muy poco práctica para cocinar o llenar un vaso de agua rápidamente, ya que obtener un litro de agua puede llevarte varios minutos.

Además, los filtros de carbón activado tienen el inconveniente de necesitar más tiempo de contacto con el agua para que el proceso de purificación sea eficaz.

velocidad filtracion jarra filtrante

.    Esquema velocidad de filtración de una jarra filtrante.

 

2. Filtración de agua poco eficiente

El cartucho de una jarra filtradora de agua está compuesto generalmente por una mezcla de carbón activado granular y resina de intercambio iónico.

El carbón activado granular (GAC) es una variación del carbón activo que se utiliza en el tratamiento de agua para la adsorción de una amplia gama de compuestos, sobre todo sustancias causantes del mal sabor y olor, como el cloro y otros productos químicos.

A diferencia del PAC (carbón activado en polvo), el GAC deja pasar entre los gránulos un mayor número de sustancias sin adsorber. Por eso, su capacidad de filtración es menor que la de otros medios filtrantes.

Su sistema de filtración no es del todo efectiva y existe agua que no llega a tratarse por infiltración entre los espacios vacíos. Además, el reducido tamaño del cartucho dificulta la filtración de elementos como el exceso de minerales o metales pesados.

eficacia jarra con filtro

             .Parte del agua no llega a tratarse por infiltración entre los espacios vacíos.

 

3. Riesgo de contaminación

Las jarras de agua con filtro tienen un factor de riesgo muy alto de contaminación bacteriológica por ser sistemas de filtración abiertos. El agua estancada en el interior de los cartuchos y en continuo contacto con el carbón activado, favorece la proliferación de bacterias y la contaminación aeróbica, mediante la aireación.

Muchos sistemas filtrantes utilizan sal de plata para impregnar el carbón activado granular con el fin de eliminar y evitar la formación de colonias bacterianas. No obstante, la plata es un metal pesado y puede migrar al agua. Incluso con este material, las jarras no consiguen un efecto bacteriostático suficiente.

jarra con filtro

En las jarras con filtro existe riesgo de contaminación por ser sistemas de filtración abiertos.

 

OPINIÓN DESFAVORABLE DE LA OCU HACIA LAS JARRAS FILTRANTES

Según la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), las jarras filtrantes no equilibran el agua ni combaten las sustancias que aseguran combatir.

La jarra con filtro emplea una tecnología básica poco eficaz, basada únicamente en carbón activado. El carbón activado granulado atrapa el cloro, entre otras sustancias, pero sólo hasta cierto punto, ya que cuando alcanza su capacidad máxima, éste se satura. Llegado ese punto el agua que pase por él resultaría más contaminada que en caso de no pasar por el filtro.

En su último estudio, la OCU recalca que además, el tamaño del poro del carbón activado también influye en la capacidad de filtración de la jarra. Esto significa que dependiendo del espacio que haya entre los gránulos de carbón activado, pueden colarse sustancias indeseadas al pasar el agua por el filtro con el efecto de la gravedad.

 

NUEVA TECNOLOGÍA DE FILTRACIÓN, LA LATA FILTRANTE DROPSON

Dropson ha desarrollado una tecnología de filtración de agua doméstica capaz de convertir al instante el agua de tu grifo en agua de mesa de gran calidad gustativa, de una forma sencilla y económica.

Agua buena al instante

infografia lata filtrante

Esquema de funcionamiento de la lata filtrante Dropson.

Concebida para actuar sobre un flujo continuo de agua potable, la lata filtrante Dropson necesita menos tiempo de exposición al tratamiento que una jarra filtrante. Es capaz de filtrar hasta 1´5 litros de agua por minuto garantizando una calidad excelente.

.

Más rápida, más eficiente, mayor calidad de agua

Se adapta a todo tipo de grifos y ocupa muy poco espacio en la nevera. Una sola lata tiene la capacidad de filtrar más de 300 litros de agua. ¿Te imaginas 300 litros de agua en tu nevera? Exacto, ocuparían muchísimo espacio.

El filtro de agua Dropson es portátil, desechable y reciclable, permitiéndote muchas más aplicaciones que cualquier otro filtro de agua. Sin instalaciones ni necesidad de cartuchos de recambio, filtra de manera rápida, sencilla y cómoda el agua de tu grifo en agua de máxima calidad.

 

Tecnología 100% natural

Diseñada con biomateriales, está compuesta por una membrana micrométrica extremadamente eficaz, a base de microfibras de origen vegetal, carbón activado micronizado y elementos bacteriostáticos naturales y sin químicos, reduciendo el mal sabor y olor, los sedimentos y la coloración del agua.

Su poder de filtración elimina el cloro, los pesticidas, metales pesados, etc., y su poder de microfiltración protege el agua de partículas orgánicas micrométricas, ofreciendo una barrera de protección adicional para un agua doblemente segura.

La lata filtrante respeta los minerales naturales como el calcio, magnesio y bicarbonato del agua ya que éstos son importantes y beneficiosos para la salud, consiguiendo un agua más equilibrada.

 

Test extremo microfiltración: jarra filtrante vs lata filtrante Dropson

 

Capacidad de filtración

La lata filtrante tiene una capacidad estimada de 300L de agua, aproximadamente unos 3 meses dependiendo del consumo de cada hogar. Gracias a su tecnología 100% natural compuesta por una membrana micrométrica, ofrece una barrera de protección adicional para un agua doblemente segura.

Las jarras de agua con filtro en cambio, tienen una capacidad de filtración más reducida. Compuestas por carbón activado granular, este compuesto deja pasar entre los gránulos sustancias sin adsorber, lo que las convierte en menos efectivas habiendo agua que no llega a tratarse por infiltración entre los espacios vacíos que existen dentro del cartucho. Además, su capacidad es de 100L en comparación a los 300L de la lata.

Velocidad de filtración

La lata Dropson filtra el agua directamente del grifo, al instante. Tiene una velocidad de filtración directa de 1 a 1,5 litros por minuto, más rápida y cómoda que cualquier jarra filtrante. La jarra filtradora por el contrario, tiene una velocidad de filtración más lenta y tan sólo filtra 0,25 litros por minuto, una desventaja a la hora de necesitar agua al instante.

Higiene interior

La lata tiene un sistema de filtración cerrado que garantiza una perfecta higiene en el interior del sistema gracias a su efecto bacteriostático, orgánico y sin químicos. Es importante que para prolongar este efecto y garantizar las condiciones óptimas, la lata se conserve en el frigorífico.

En cambio, las jarras con filtro son sistemas de filtración abiertos, por lo que el factor de riesgo por contaminación bacteriológica es mayor. Además, el agua estancada en el interior de los cartuchos y en contacto con el carbón activado, favorece la proliferación de bacterias.

Coste por litro

La lata es una alternativa económica para consumir agua de calidad. El coste medio por litro es de 0,05€. A diferencia de otros sistemas de precio similar, se podría destacar que una sola lata proporciona aproximadamente 3 meses de agua buena, mientras que otros sistemas como las jarras filtrantes, a pesar de que el coste medio por litro es similar y está entre los 0,04€ y 0,06€, hay que comprar cartuchos de recambio cada mes.

.

banner-lata-filtrate

.

Inline
Inline